MATASANOS RAMBO. Matasanos - Quijote - Mandíbulas - Monarca

Valoración:  / 0
MaloBueno 


MATASANOS RAMBO

 

Rambo

 

MatasanosJohn Matasanos Rambo nació en Arizona en una familia mezcla de griegos,alemanes y nativos americanos. Ya en la escuela era muy belicoso. Llegó un día a casa y le dijo a su madre: "Mamá, mamá en el cole me dicen Rambo" y su madre le dijo que iba a decirselo a la directora a lo que él contestó: ¡No! ¡Esa guerra es mía! Al acabar el instituto se alistó en el Ejército de Estados Unidos y fue destinado a Vietnam como miembro de las Fuerzas especiales de cocina. Allí un día le encomendaron acabar con un topo que estaba destrozando las cosechas. Y Rambo con su portentoso cerebro le dio el peor de los castigos ¡Enterrarlo vivo!


Fue capturado por las fuerzas norvietnamitas, llevado a un campo de prisioneros y torturado. La tortura no es nueva para Rambo. Su país la practica desde hace bastante tiempo. De hecho desde tiempos de Bush Jr no es tortura en la gran nación americana arrancarle las uñas a un prisionero ( con un alicate que es más fino), ahogarlo lentamente en un balde de agua, aterrorizarlo con perros, colgarlo de las muñecas por horas, privarlo de sueño durante días, mandarlo al paredón (de mentirijillas,que es broma ) o someterlo a una ruleta rusa sin balas. Pero John Matasanos Rambo ha sido entrenado para ser una máquina de guerra y consigue escapar sin desvelar sus secretos culinarios. Al regresar a casa comprueba con amargura la animadversión de sus compatriotas hacia aquellos que habían luchado en Vietnam. De ahí su famosa frase "Esto es un infierno".


Matasanos Rambo tiene problemas para adaptarse a la vida civil y se refugia en la cocina para aprender trucos y recetas. Esto le lleva a la afamada Sociedad Gastronómica El Majao. Allí acude en compañia del Coronel Quijote Trautman y de dos sargentos chusqueros apodados Mandíbulas y Monarca para que troceen, frieguen y se pongan a sus ordenes. Entre todos suman dieciséis más dos veteranos del Vietnam, enemigos de esos malditos amarillos.

Equipo


AceiteEl Coronel Quijote Trautman ha vivido momentos muy duros de ahí su frase : "lo que a una cabra le haría vomitar, para mí es el mejor alimento". Por este motivo aprecia más los ratos en que tiene buenos materiales para la elaboración de sus platos. Se ha traído un aceite llamado Oro de Genave de cultivo ecológico que ha usado para regar mojama y almendra en un lecho de tomate. ¡Exquisito este aceite de la Sierra de Segura!

 

Pero el coronel viene armado de más material y nos obsequia con unos pimientos del piquillo rellenos de morcilla, puerros y patata cocida. Después del hambre que pasó en las trincheras vietnamitas no permite que nadie la tenga a su lado.

 

MojamaPimientos


Para John Matasanos Rambo no hay mejor olor que el de carne quemada por napalm. No hay nada que más le guste que su ametralladora M-60 pero el humillo de su caldereta de cordero también le place. Se ha traído la marmita que usa en los bosques de Maguilla y armado con un gran cucharón nos
hace una gran caldereta.

Carne
CremaVino 

Para el postre ha dejado el mousse de limón que es digestivo y ayuda a bajar el cordero.

 

Pero lo que nadie sabía es que John Matasanos Rambo es un terrateniente del vino y un bodeguero experimentado. Se ha traído recién salido de sus bodegas Cancho un Viejas Glorias de Extremadura porque él sabe que efectivamente en esta sociedad lo que hay es mucha vieja gloria cuyos tiempos de fama y notoriedad ya pasaron.

Pepe invitados
Los excombatientes pagaron 12 euros por la cena y hoy tuvimos el honor de contar en nuestras filas con los veteranos Brad Jarelli de San Diego y Falo Moreno recién llegado de Vancouver. Como buenos excombatientes uno llevaba raftas y el otro coleta como se puede ver en las imágenes. El que los acompaña es un veterano de la guerra de África.

 

Después de cocinar durante toda la tarde nuestro Rambo pronuncia una frase que se ha hecho leyenda "No me siento las piernas".Y es que estár de pie en los fogones es peor que estar escondido en un agujero con cincuenta vietcons pisándote los talones.

 

Ya dijo Ho-Chi-Minh premonitoriamente sobre esta guerra: "Maten diez de nuestros hombres y nosotros mataremos uno de los vuestros. Al final serán ustedes los que se cansaran"

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar