CURRO POLÍTICO JIMÉNEZ. Político - Marques - Wally - Moro

Valoración:  / 0
MaloBueno 

 

                                      CURRO POLÍTICO JIMÉNEZ

 

                 unnamed

 

Es escuchar la sintonia y empezar a sentir una especie de cosquilleo que me sube por el estómago hasta la garganta... Ya los veo venir por el horizonte a lomos de sus caballos, chapoteando por el río... Se acercan más y más... ¡Es Curro Político Jiménez y su cuadrilla de bandoleros! ¡¡¡Guau!!!

Se echaron al monte estos bandoleros andaluces ya hace tiempo, pero de vez en cuando bajan del monte para dar rienda suelta a sus más bajas pasiones, entre las que se encuentra en segundo lugar, la gastronomía (el primero está claro que es el sexo).

Sus nombres: Curro Político Jiménez y Jorge Marqués "el Algarrobo" (de cocineros), Fernando Wally, "el Estudiante" y Pepe Moro, "el Gitano" (de pinches). LLegan sigilosos dado que tienen orden de busca y captura firmada por el gobernador y encima los invasores gabachos andan trás sus pasos.
El primer entrante  es un claro homenaje a un ídolo: el bandolero José María "el Tempranillo".Todos conocemos que nació en Jauja, una pedanía de Lucena (Córdoba) y se echó al monte de joven escondiéndose en la ermita de Corcoya que es un pueblecito de la Sierra Sur sevillana con un gran premio. Campó a sus anchas por Sierra Morena y dicen que luchó contra caciques y latifundistas además de ayudar a los necesitados. Nuestros cocineros lo saben y nos han deleitado con unos rábanos de Lucena donde dicen que todas las tías están buenas.
El Tempranillo empezó su carrera en la banda de "los siete niños de Ecija" que lideraba "el Tragabuches" que dicen que se comía lo más grande. En su honor se sirve un pan de pueblo elaborado a la antigua usanza acompañado de unas anchoas de Santoña criadas una a una. Nuestro Pepe Moro "el Gitano" es un gran admirador del "Tragabuches" y grita, al finalizar la ingesta de este entrante, su famoso "Raaaaaa"

 

            rabanos              Anchoas

 


Curro Político Jiménez era el barquero de Cantillana pero desde que perdió el empleo aprendió a asaltar diligencias pertenecientes a  la hacienda de Fernando VII. Entre asalto y asalto es capaz de prepararnos unos cogollos de Tudela rellenos de salmón marinado y queso de cabrales con vinagreta de frutos secos y membrillo.
"El Tragabuches" se tomó a morro y sin cuchara un caldo sanabrés con pollo, gallina, jarrete, lacón y verduras.
Posteriormente un bandolero llamado Andrés Panero"el Pernales"elaboró en pote de cobre con paciencia y sabiduría un pulpo a feira espectacular.

 

           Sopa                          pulpo

 


Nuestro Curro es muy de postre así que se sirven unas peras caramelizadas con virutas de panceta y helado de vainilla.

 

                                              Postre

 


Durante la cena se consume Tio Pepe y Viejo Mundo de Ribera del Duero con lo cual los bandoleros pueden regresar a sus cuevas a esconderse con el calorcillo en el cuerpo.

Cuando llega la hora de sacar los cuartos para abonar el condumio se pide la friolera de 24 euros lo que demuestra la condición de cena de bandoleros ( 11+2 acudieron). Alguno comentó que en un restaurante con un par de estrellas Michelín le hubiera salido más barato...

¡¡¡ALGARROBO A LOS CABALLOS!!!

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar