ILUSTRADOS GOURMET

Valoración:  / 1
MaloBueno 
                                                             ILUSTRADOS GOURMET
 
 
                                        personajes ilustracion
 
 
 
Nuestra relación con los gabachos a lo largo de la historia no ha sido muy fluida que digamos. Quizás tenga algo que ver la vecindad o que nos mandaran a los "Cien mil hijos de San Luis (aquí les decíamos de puta)" y a Pepe Botella (que parece ser que tenia afición al tintorro) o quizás por el tema de los fusilamientos que bien plasmó Goya en su pintura. Los conseguimos echar después de algunas penalidades pero si no lo hubiésemos hecho, la Ilustración hubiese llegado a España a través de los intelectuales y pensadores franceses y con ella la idea de disipar las tinieblas de la ignorancia de la humanidad mediante las luces del conocimiento y la razón (¡¡¡Qué bonito!!!). Al final nos quedamos con pocos rayos de luz (somos primarios), incluso todavía tiramos alguna cabra desde el campanario para disfrute de los lugareños autóctonos . Pero aunque nos quedamos sin Ilustración los franceses si que nos han transmitido innumerables términos y técnicas culinarias que, en ocasiones, desconocemos que provengan de ellos.
 
Los cocineros de esta noche son afrancesados y muy ilustrados. El primero se llama Montesquieu pero sus amigotes le llaman el Barbas. Se vio venir el tema catalán y en su obra "El espiritú de las leyes" ya defendió la separación de poderes para poder enchironar a corruptos y sediciosos. Además para hacerlo en época de monarquías absolutas hay que tener un par de cojones bien puestos.
El segundo chef se apellida Voltaire aunque después de pronunciar su famosa frase todo el mundo lo llama Quijote. La frase en cuestión es "No estoy de acuerdo con lo que dice pero defendería hasta la muerte su derecho a decirlo". Me da a mí que este tío está de acuerdo con el derecho a decidir y es de Podemos.
De maitre o serveur vienen otros dos ilustrados que son auténticos fueras de serie en la realización de tareas pincheriles. Al primero de ellos llamadlo Frigoman Rosseau porque piensa que "el hombre es bueno por naturaleza"pero luego no tiene otra cosa que plantear el principio de soberanía nacional y  que el poder reside en el libre consentimiento de los ciudadanos a través del voto. Claro y esos principios los coge un Junqueras cualquiera y te monta un cirio descomunal.
D' Alambert Wally está más preocupado por recoger las ideas ilustradas en "la Enciclopedia" y siendo pinche lo que más le gustaría es hacer una, pero de recetas de cocina. Así que adelante Sr Wally...
 
                                       eq
 
En la foto se puede observar como Montesquieu y Rosseau dicen que son cuatro pero se ponen sólo ellos. Al final van a ser egocéntricos estos filósofos.
 
 
La Soupe à l'oignon o sopa de cebolla es la sopa del pobre que tiene su raíz en que los obreros de las granjas comían en última instancia, después de los dueños, los restos de verduras y pan que hacían hervir en el agua. Montesquieu el Barbas sabe que la cebolla es barata y crece fácilmente sin necesidad de echarle mucha cuenta así que le ha echado un poquito de pan horneado al consomé y la cebolla cortada en juliana (no hay nada más francés que cortar la verdura en julienne). Eso sí, este plato lo ha preparado aprovechando la ausencia de Diderot Benemérira que cultiva el arte de la rima.
 
 
                                                   sopa
 
Quijote Voltaire se ha empeñado en caramelizar una morcilla bañándola en un crujiente de almendra. Se nota en este entrante el predominio absoluto de la razón sobre cualquier pasión o entusiasmo personal. Con este plato ha querido denunciar los abusos del Antiguo Régimen y la rígida mentalidad calvinista.
 
 
                                                             morcilla
 
 
Pero lo que pierde a Voltaire es el bacalao. Podría haberlo marinado que es una técnica muy francesa o haber hecho canapés, flambearlo o haberlo puesto confitado como en las Golondrinas. ¡Pero no! Prefiere un bacalao con pasas sobre lecho de patatas y regado con vino.
 
 
                                                              bacalao
 
El postre no es ni una macedonia ni un mousse de chocolate. Montesquieu Barbas prefiere un collage de tarta de queso.Por cierto ahora que hablamos de Francia y de queso todavia no ha habido ningún afrancesado valiente que se haya atrevido a realizar una fondue en nuestro chalet de Virgen de la Estrella.
 
 
                                                      postre
 
 
El tour por la cocina ilustrada cuesta trece euros que es casi más barato que comprar un souvenir en la Torre Eiffel. Los dieciocho asistentes  a nuestra boutique gastronómica se toman una copita (destilada que no pasteurizada) antes de marchar
a conspirar con la marquesa de Pompadour que como todos sabéis era la amante real...
 
 
                                                               madame-pompadour1
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar