EN IGNACIO VIDAL CON OCHO BASTA

Valoración:  / 1
MaloBueno 
                              EN IGNACIO VIDAL CON OCHO BASTA
 
 
 
                      los ocho2
 
 
 
Visitamos en nuestra segunda salida trimestral del año un restaurante que seguramente sin quererlo se llama como el actor porno Nacho Vidal del que las malas lenguas dicen que está muy bien dotado.Y bien dotada también está la carta de este emporio gastronómico así que con ocho (Bacardí, Político, Madriles, Moro, Gasóleo, Defensor, Candidato y Monarca) basta para bebernos dos botellas magnum de Acantia 6 de Ribera del Duero más las Cruzcampos de rigor.
 
 
                                                          vinmo
 
 
 
También nos bastamos y nos sobramos para dar buena cuenta de los dos primeros entrantes que consisten en una ensaladilla de langostinos y un tataki de atún con mahonesa de soja. El tataki estaba para ponerle un piso y la ensaladilla muy buena.
 
 
                ensaladilla             tataki
 
 
 
Somos autosuficientes para engullir las croquetas caseras y el revuelto de patatas con chistorra. Alguien pregunta si tienen caracoles y ¡¡¡Bingo!!!. Lástima que todavía tienen tierra  o bien no están lo suficientemente limpios. No merecen salir en el acta.
 
 
             croque                  chisto
 
 
 
Ocho es un número perfecto para tomar unos huevos fritos con gambón al ajillo y pimentón de la Vera porque ocho eran los inmortales, ocho son los apellidos vascos y ocho son los días de oro del Corte Inglés.
 
 
                                               rev lango
 
 
 
Ocho eran los filetes de presa ibérica a la brasa con jamón que traía la ración que nos pusieron y que desaparecieron más rápido que lo que se tarda en acelerar un motor de ocho cilindros.
 
                                              presa
 
Los odiosos ocho era una película de Quentin Tarantino en la que unos tipos se iban matando los unos a los otros en el Salvaje Oeste y con el postre no llegamos a tanto pero hubo disputa por probar los tres trozos de tartas de diferente sabor que nos ofrecieron para culminar la cena. ¡ Lástima que no hubiesen sido ocho las porciones!
 
 
                        postre                                  postre2
 
Y terminamos con café, copa y puro. Ocho cubatas ocho de las ganaderías Bacardí, Beefeter y Tanqueray. Se termina la noche con algún chiste tan bueno como los del Chavo del ocho...
 
 
 
                                                 los ocho2
 
 
                                                       Un saludito de los ocho de Ignacio Vidal

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar