CARPACCIO DE VIEIRAS A LOS CÍTRICOS

Valoración:  / 0
MaloBueno 

La vieira es un molusco bivalvo muy apreciado por la delicadeza y suavidad de su carne. Aunque no se pueda comparar con la vieira fresca y en su concha, yo suelo comprarla congelada y sin concha, es decir, sólo carne de vieira. Es socorrida, versátil y, en más de una ocasión, me ha sacado de apuros con recetas como este carpaccio de vieiras a los cítricos.

Tan fácil, rápido y resultón como delicioso, fresco y ligero es el carpaccio de vieiras a los cítricos. Un plato para lucirse sin despeinarse, perfecto para incorporar a nuestros menús navideños o de cualquier otro tipo de celebración. Nos dejará tiempo para otras tareas más tediosas y lo agradecemos. Palabrita.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Aceite de oliva virgen extra30 g
  • Vinagre de arroz15 g
  • Lima0.5
  • Naranjas0.5
  • Jengibre fresco un trozo de 1 cm
  • Vieiras (solo la carne)300 g
  • Tomate0.25
  • Semillas de sésamo
  • Escamas de sal

Cómo hacer carpaccio de vieiras a los cítricos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total15 m
  • Elaboración15 m
  • Reposoh

Comenzamos por la vinagreta o marinada, así la tendremos lista para extender sobre las vieiras una vez laminadas. Rallamos el jengibre, la media lima y la media naranja con un rallador fino. Exprimimos también los jugos de la lima y la naranja.

En un cuenco hondo mezclamos el aove, el vinagre de arroz, 1/2 cucharadita de ralladura de lima, 1/2 cucharadita de ralladura de naranja, 1/4 cucharadita de jengibre rallado, 1 cucharadita de zumo de lima y 1 cucharadita de zumo de naranja. Batimoscon unas varillas metálicas hasta integrar y emulsionar.

Retiramos los corales de las vieiras y nos quedamos sólo con el solomillo, que laminamos finamente con ayuda de un cuchillo bien afilado. Colocamos las láminas de vieira sobre un plato grande o dos platos pequeños, bien extendidas, y regamos con la vinagreta que tenemos preparada y reservada. Introducimos en la nevera y dejamos marinar durante una hora.

Mientras tanto, pelamos un tomate y lo cortamos en cuartos. Utilizamos sólo uno de ellos, aunque la cantidad de tomate es opcional, de modo que al gusto. Retiramos las pepitas con ayuda de una cucharita y cortamos la carne del tomate en pequeños dados.

Cuando el tiempo de marinado ha terminado, retiramos la vieira de la nevera y dejamos que se atempere ligeramente. Entonces repartimos las pepitas de tomate y los dados sobre la vieira, espolvoreamos con semillas de sésamo y con escamas de sal y servimos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

De libros, porque no todo es comer

LA TERTULIA DE DOÑA SUPERFLUA