LOS JUEGOS DEL HAMBRE

Valoración:  / 0
MaloBueno 
                           LOS JUEGOS DEL HAMBRE
 
                       Los Juegos del Hambre Sinsajo Parte 1
 
 
 
 
¿Tienes hambre?¿Protesta tu estómago? Un estómago vacío es un mal consejero así que representantes de los once distritos de Sevilla (11+2) acuden como cada jueves a matar el hambre. Los participantes, llamados también tributos, lucharán a muerte a ver quien come más y al final sólo quedará uno en la mesa que suele ser el que más gazuza tiene. De maestros de ceremonias de este espectáculo semanal actuarán Julio Defensor o "el señor de los pimientos" y Manolo Rasputín al que bien podemos llamar "catedrático de la lubina", "caballero de los huesos rotos"o "el tío del gorrito".
 
                               eq
 
 
El Capitolio ha decidido castigar con el sacrificio de pinches en la cocina a Luis, alias "el Furtivo" por cazar ilegalmente en propiedad ajena y putear soldados en el cuartel y a Antonio alias "el Benemérita" por tirar el toro de chapa en reiteradas ocasiones y pegar pellizcos en hombros y piernas a los asistentes a las cenas.
 
                                          fregando
 
Damas y caballeros, ¡qué la edición doscientos setenta y cuatro de los juegos del hambre comience! Y según fuentes confidenciales de absoluta confianza hubo hambre, mucha hambre porque a los comensales les dieron las nueve, las diez y las once y hambrientos casi al amanecer les sorprendió la luna. Si los datos son ciertos puede que se haya batido el record mundial de cena más tardía.
 
                                                              mesa
 
 Pongo a Dios por testigo que nunca volveré a pasar hambre. Eso dijo el Defensor cuando puso encima de la mesa una ensalada de pimientos con vinagreta de tomates asados y codornices escabechadas. Los pimientos los asó el día anterior mientras veía como España tuvo que recurrir al VAR en vez de al tiki-taka para ganarle a Irán y la escabechina perdicera dotó al plato de mayor contundencia.
 
                                                   escabeche
 
La filosofía de Julio está clara, su lema siempre ha sido que llueva o nieve, cuando tengas hambre, come y cuando tengas sed,bebe. Así que mientras se tomaba una copita de Jaros sirvió unos champiñones portofino con alioli para los que tengan apetito. Obviamente Sinsajo no pudo venir  a nuestra reunión ,y menos con este plato, porque aquí le tenemos verdadera devoción al ajo.
 
 
                                                        champi
 
Rasputín no quiere pan para hoy y hambre para mañana así que decide poner un pulpo a la gallega con puré de patatas que asegurará que cuando salga el sol ninguno de los presentes sienta un gusanillo en el estómago.
 
                                                         pulpo
 
Él sabe que el hambre suele producir poemas inmortales y la abundancia, únicamente indigestiones y torpezas. Aún así puso una lubina a la plancha con cítricos sobre arroz verde. Indigestión no sé si hubo pero puedo dar fé que torpezas muchas.
 
 
                                                         lubina
 
Olvidada el hambre llega la hora de la gula, de la glotonería,de la insaciabilidad y ante tanta apetencia nuestro querido Defensor nos obsequia con una tarta de zanahoria.
 
                                                         postre
 
Una vez exterminada la gusa los participantes en este juego semanal pagan sus dieciséis euros religiosamente y se dirigen a la barra porque sed si que les queda...
 
                                                                    cocinando                 jaros
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar